5 aprendizajes sobre el Coronavirus desde la Numerología

Numerología y la crisis del coronavirus en el año 2020

En esta publicación te comparto 5 aprendizajes sobre el coronavirus entendiendo la energía numérica del año 2020. 3 aprendizajes para todos nosotros + 2 aprendizajes para nuestro sistema político. A ver si entre todos, ponemos un poco de nuestra parte y empezamos a utilizar las lecciones de esta crisis para mejorar a partir de ahora.

 

Una mayor cohesión social desde una mayor responsabilidad personal en tiempos de crisis

Cada uno de nosotros tenemos un infinito valor como individuos pero no debemos olvidarnos de nuestra fuerza como colectivo. Estos días he estado reflexionando acerca de los aprendizajes del coronavirus desde el enfoque de la Numerología y he llegado a la conclusión de que ésta es, como todas, una crisis más de conciencia que otra cosa.

Como te comento en el vídeo, la aglomeración de números 20 en el año social (2020) nos trae como aprendizaje la necesidad de depurar esa visión puramente individualista (tan de moda en la era de acuario) y unirnos de nuevo como colectivo más allá de nuestras pretensiones individuales. No necesariamente porque tenga nada de malo ser individualista sino porque también es importante ser colectivista y pensar en el bien de todos y no solo en el nuestro.

Estos días hemos asistido a verdaderos comportamientos absolutamente vergonzosos como la gente luchando y discutiendo por el papel higiénico en los supermercados tratando de “garantizarse” su necesidad por encima de las necesidades de los demás. ¿En serio necesitas 10 paquetes de 16 rollos de papel higiénico cada uno? El súmmum de la locura y la histeria colectiva rozando la indecencia (y lo cutre).

También, por contra, hemos visto actos de solidaridad y gestos de trabajar por la comunidad y el apoyo entre todos en este tiempo, como caseros que condonan el pago del alquiler a sus inquilinos o el apoyo incondicional saliendo a aplaudir en los balcones al personal sanitario, transportistas, cajeras de supermercado, personal de seguridad (policías, militares, etc.) que velan por la seguridad y el abastecimiento de las necesidades de todos.

Como pasa siempre, todo tiene dos caras. Y hemos (y estamos viendo) ambas. Desde los gestos más heroicos hasta los más egoístas e inverosímiles. Saquemos nuestras conclusiones también acerca de todo ello.

La necesidad de parar nuestro ritmo y perfilar nuestro estilo de vida

Tal vez si estás acostumbrado a tener una vida ajetreada, con un montón de planes y proyectos, te moleste todo esto de la cuarentena. Pero en realidad es un tiempo de “obligado parón” que no requiere necesariamente inacción. El año 2020 suma el número 4 y, aunque a veces se señale desde la Numerología que hay una tendencia al bloqueo y al estancamiento desde este número, lo cierto es que un número de mucha actividad.

Sin embargo, el número 4 representa actividades nucleares, esenciales, que no necesariamente traen demasiado movimiento físico y dispersión sino más quietud, concentración, atención y de reposo del tiempo. Por tanto, en tiempos de cuarentena, ¿qué tal si retomamos hobbies que correspondan a estas características? Un claro ejemplo: la cocina.

La realidad es que todo esto pasará y volveremos a activarnos de nuevo. De hecho, a medida que vayan pasando los meses y nos acerquemos a septiembre de 2020 (más concretamente, el día 17), empezará a regirnos la Numerología 2021, que suma el número 5. Y ese tiempo nuestro estilo de vida se reinventará debido precisamente a la crisis que estamos pasando ahora, (marzo-abril 2020).

Aprovechemos ahora estos momentos de valorar lo esencial de nuestra vida; de entrar en contacto con aquello que nos sostiene a nivel profundo en nuestro interior. Valorémoslo y si hay algo que no nos gusta, reajustémoslo. Desde la quietud sacaremos conclusiones muy útiles y provechosas para ponerlas en práctica cuando todo recupere la normalidad habitual.

Hay que aprender a navegar en la incertidumbre

El número 4, en Numerología, es una vibración que trabaja para garantizar la seguridad y la estabilidad. El año 2020, con dichos 20 en su núcleo, compromete la garantía de la seguridad.

La certidumbre genera estabilidad y confianza. De hecho, es un factor inversamente proporcional al concepto de “riesgo”. Si hay certidumbre y fiabilidad (número 4), el riesgo baja (número 5). Si no lo hay, el riesgo se dispara. Y con ello, todo se desestabiliza y se perturba. Esos momentos de perturbación generan crisis personales y sociales que evidencian las ineficiencias de lo que sostiene la certidumbre.

Por ello, otro de los aprendizajes que nos deja la crisis del coronavirus es que nada está garantizado, no podemos dar nada por hecho. Podemos preveer ciertas cosas pero llegar a controlar (número 4) todo es una utopía. Y esto tiene aplicación a nivel social y a nivel interior. La planificación facilita el orden y la certidumbre pero evidentemente es vulnerable a sufrir alteraciones si existen asuntos de fuerza mayor.

¿Cómo te llevas con esa incertidumbre? ¿Has sabido readaptarte? ¿Cómo has gestionado esa perturbación interna? Grandes aprendizajes a tener en cuenta.

La necesidad de potenciar la investigación científica y la sanidad

El primer aprendizaje para nuestros políticos.

Creo que es obvio también que evidentemente, desde ese número 4 (científico) que suma el año 2020, también se pone el foco en tener que invertir en lo que nos permite avanzar a nivel social  por el bien de todos (número 20). Porque no tiene sentido que en países como España, los presupuestos en investigación científica (I+D+i en general) sean inferiores (y ridículos) al del resto de países europeos.

Si la crisis del coronavirus trae como aprendizaje para nuestros queridos políticos que hay partidas en los presupuestos generales del Estado que requieren más dotación en detrimento de otras secundarias, esperemos que lo aprovechen. No porque ello necesariamente vaya a evitar otra crisis de este estilo pero, al menos, no habrá tal cantidad de negligencias como las que estamos viviendo y que están llevando al colapso a nuestros sanitarios e investigadores así como el sistema en el que trabajan.

Mirar por el bien colectivo más allá de los intereses individuales (o de colectivos más pequeños) en tiempos de crisis

Y el segundo (aunque haría una lista larguísima!), y que sirva también para hacer autocrítica.

Dejando al margen cualquier opinión de índole política, y tomando como hilo lo anterior, lo mismo digo de la prioridad que se le ha dado a ciertas actividades multitudinarias que se han celebrado a lo largo del país (España) sabiendo que estábamos en la mierda. Y ahora, nos lamentamos. Menos mal que, muy al final, se pusieron todos de acuerdo en contener esto de otra manera.

Bien. Al final, como todo en la vida, todo depende al fin y al cabo de la gestión (número 4) que se haga en las crisis. Y esto ha estallado. Desde luego que diciendo medias verdades, no tomando medidas a su tiempo y eludiendo responsabilidades se consigue lo que tenemos ahora. Pero no es una cuestión del gobierno actual sino del modelo de gestión ineficiente. Y esto me vale para todo y todos.

Por eso, ahora podemos empezar a hacerlo mejor. Cuídate y cuidarás a los demás. Céntrate, cálmate, no te dejes llevar por las histerias ni los miedos. Medita, lee, fórmate, eleva tu vibración. Lo que quieras. Mira por ti para con los demás. Mira por los demás para contigo. Es el momento.

Fernando Ángel Coronado

curso online estudiar numerologia

 

error: Contenido protegido

Únete a la comunidad web de Numerología del Talento

Si te unes a nuestra lista de correo, podrás acceder a contenidos exclusivos y podrás disfrutar de nuestras ofertas para usuarios registrados.

Además, como REGALO, recibirás dos magníficas infografías y también recibirás en tu correo totalmente gratis el VIDEO-TALLER sobre introducción a la Numerología del Talento.

¿Te apuntas?

* indicates required
Acepto la política de privacidad *

Por favor, revisa la bandeja de entrada de tu correo para confirmar tu suscripción