7 preguntas para saber cómo vives tu misión de vida

Las claves para estar en orden con tu misión por fecha de nacimiento

La Misión es un punto caliente en el mundo del desarrollo transpersonal. Me atrevería a decir que casi el 100% de las personas que nos hemos sumergido en esa conciencia nos hemos realizado esa pregunta.

Y es que uno de los postulados en los que nos apoyamos quienes trabajamos en este ámbito es aquel que formula que “Todo tiene un sentido en un universo que es inteligente en sí mismo”. Partiendo de esa base, de la misma forma que, por ejemplo, tiene un sentido que tengas esos padres, esos hijos, esa relación de pareja, ese trabajo y demás, también tiene su sentido tener una fecha de nacimiento que ofrece un escenario de vida para el desarrollo de una determinada misión de vida.

Pero en este artículo no te voy a hablar de cuál es tu misión de vida sino de un paso más allá. Parto de la base de que, si estás leyendo este artículo, no solo te has preocupado de mirar interiormente y hacerte este tipo de cuestiones sino que hay un interés que va un poco más allá. En ese “más allá” vamos a caminar en este post.

Si te gusta la Numerología, sabrás que explica cuál es el camino amplio por el cual tu misión de vida podrá desarrollarse de una manera completa para tu verdadera autorrealización. En realidad, la Numerología te facilita la comprensión de cuál es el escenario donde mayor y mejor valor podrás aportar en tu vida gracias a esa labor que te facilita tu misión. Los profesionales en Numerología nos dedicamos a abrir espacios de conciencia en personas como tú para dilucidar cómo puedes, según tu fecha de nacimiento, manifestar ese valor, independientemente de cuál sea el propósito que lo nutre.

En otras palabras; la Numerología nos da información acerca de cuáles son los mejores caminos para que tú, gracias a todas las experiencias de vida que llevas a tus espaldas, aprendas a generar algo positivo al mundo. Según tu número del destino, el resultado de sumar todos los dígitos de tu fecha de nacimiento, tu energía se enfoca a una determinada área de desarrollo. Sin embargo, es común que muchas veces se asocie exclusivamente el número del destino con la misión de vida y esto es algo que resulta incompleto.

La misión de vida va mucho más allá del factor del número del destino. Tiene que ver con algo mucho más nuclear; el sentido de la existencia que da la dirección en la vida. Y además, ésta es nutrida por un motor llamado propósito. Digamos que este último es el combustible que te mantiene en línea con la misión. Te enlazo por aquí una publicación (Misión y Propósito) en la que te hablé extensamente de ello hace un tiempo.

La Numerología es uno de los espejos que refleja tu misión en cada fase de tu vida. Porque, como habrás intuido, la misión también va evolucionando a medida que tú avanzas en tu consciencia sobre ella. Madurarás, enfocarás mejor, gestionarás tus aprendizajes, vivirás experiencias que te enriquecerán en tu camino… Todo ello hará que te relaciones con el mundo a través de tu misión de vida de una forma diferente a cada momento. La esencia siempre permanece. La forma es lo que cambia.

como conocer la mision

7 preguntas: ¿En qué punto estás en relación a tu misión de vida?

– ¿Conoces tu misión de vida?

La primera pregunta parece obvia. Cuando me refiero a “conocer” no hablo de saber todos los detalles acerca de todo lo que conlleva. Me refiero a si reconoces la fuerza con la que tu misión está tratando de llevarte a lo largo de un camino de experiencia. Es probable que esa “fuerza”, o “voz interna” la hayas frenado, ignorado o acallado durante tiempo. Pero, como deducirás, por mucho que esto se reprima, regularmente quiere salir para crecer a través de tus acciones.

Esto se evidencia a través del sentir, de intuiciones, de premoniciones, de señales. Son indicadores que te ayudan a conocer esa parte íntima de ti y que te dan fuerza en el camino de experiencia cuando te permites observarlas sin juicio y dar un paso en la dirección que te marcan. Ahí nace la misión. En ese primer paso, valiente, con fuerza.

– ¿Reconoces el valor que deseas aportar en tu camino?

El paso siguiente es reconocer el valor que tiene tu misión y motivar conscientemente acciones que vayan en esa dirección.

A lo largo de estos años he encontrado (muchas) personas que piensan en que tienen una misión. ¡Qué va! En realidad tienes un montón. Una que es esencial y otras menores que le dan un determinado color a cómo aportas valor al mundo. Te propongo un ejemplo.

Imagina que tienes una misión de ayudar al prójimo mediante la sanación. ¿Pero cuántas formas y desde cuántos tipos de valor distintos puedes ayudar desde ese ángulo? Hay por tanto, misiones que especifican el valor. Por ejemplo. En el caso de la sanación: médicos (de todas las especialidades), psicoterapeutas, nutricionistas, sanadores, chamanes… Y dentro de todo ello, las misiones secundarias se ramifican de una manera casi infinita.

– ¿Cuál es el propósito que alimenta tu misión de vida?

¿Por qué esa misión y no otra? ¿Cuál es la verdadera intención por la cual dedicas tu energía y tu tiempo para generar valor en esa dirección? ¿Qué te da aliento, motivación o satisfacción para crecer en esa dirección? Es decir, ¿qué hay detrás de esa misión? ¿Te has parado a pensar cuál es la raíz que le da sentido y nutre todo lo demás? Es más, también te preguntaría, ¿cómo cuidas el propósito de tu misión? En realidad, para poder contestar a todas las preguntas anteriores, hay que contemplarlo todo con una mayor perspectiva.

Esa nueva visión te hace contemplar que la misión es, en sí misma, un universo de posibilidades de manifestación. ¿Cuántas formas hay de materializar una misión? ¿Cuántas formas hay de vivirla? ¿Cuántas formas hay de enfocarla? ¿Cuántas formas hay de perfilarla y detallarla? ¿Y cuál es el propósito que alimenta cada una de estas preguntas en tu caso? No busques los por qués, las excusas. Si te quedas mucho tiempo ahí, perderás la fuerza. Haz frente a estas cuestiones con apertura y por qué no, con curiosidad. A ver qué tal.

– ¿Has contemplado los recursos de los que dispones para dar el primer paso en tu misión de vida?

Aunque tu misión siempre estará ahí (fundamentalmente porque tiene su origen en tu plan prenatal y tu fecha de nacimiento) no siempre podrás ejercerla cuando te dé la gana o como te apetezca. Vives en un mundo físico en el que hacen falta recursos, estudios, madurez, tiempo. Y hay veces que, o bien no es el momento o bien no dispones de los recursos (por ahora) de dar ese paso hacia una manifestación mayor de tu misión de vida.

En realidad, lo importante es ir haciendo el camino, cumpliendo las etapas de la misión paulatinamente. Sé consciente de tu realidad para ir cumpliendo los requisitos adecuados según lo que te pida la misión en cada momento. Ya sé que muchas veces queremos estar en el resultado en lugar de en el proceso pero es que la vida es así. Ajo y agua.

Por ejemplo; desde que tomé mi primer libro de Numerología con 19 años hasta hoy (14 años han pasado), he realizado formaciones, he tenido distintas web, he atendido miles de sesiones, he realizado decenas de cursos, lo que me ha llevado a poder ofrecerte a día de hoy una de las mejores formaciones online en Numerología. Esto no hubiese sido posible sin lo anterior.

– ¿Cómo has contribuido hoy al desarrollo de tu misión de vida en el mundo?

Esto tiene que ver con el compromiso que estás dispuesto a adquirir contigo mismo para desarrollar esa llamada interna. No se trata únicamente de una cuestión de ser constante sino de verdaderamente sentir que ese valor es constructivo en tu propio camino. ¿De qué sirve tener una misión si la tienes aparcada? Sí, potencialmente está ahí. Pero, ¿qué paso has dado hoy para generar que crezca a través de tus acciones? ¿Qué espacio le has dado hoy en tu vida? ¿Cómo has crecido hoy gracias a tu misión?

– ¿Disfrutas llevándola a cabo?

Tal vez éste sea el punto más importante. La misión, aunque suena muy trascendente o espiritual en determinados ámbitos, no tiene por qué ser sufrida. Según el enfoque de Numerología del Talento, la misión es la magia de la vida, la chispa que enciende el sentido de estar en el mundo. Y aunque sí que es cierto que la misión tiene un sentido y un propósito en sí misma también, lo que realmente hace que merezca la pena vivirla es la ilusión de darle una manera de que se exprese en el mundo (y tú te expreses en ese ejercicio con ella).

Yo, honestamente, siento que si una persona está alineada con su misión llega a un estado de paz que, lejos de ser imperturbable, le sostiene íntimamente más allá de lo que sucede a su alrededor. Y esa sensación de seguridad de estar en el camino adecuado, correcto, es algo que trasciende las necesidades del ego de permanecer seguro o en su razón. Es un estado de sensación de seguridad y calma perpetua, que no sabes de dónde nace, pero en el fondo da igual. Simplemente, permaneces.

– ¿Cómo compartes tu misión de vida?

Hace un tiempo leí una frase genial que decía que el verdadero propósito de la vida se hallaba en tu capacidad de compartir lo mejor de ti con los demás. Y esto me recuerda a la misión. Por eso, siempre pregúntate cómo, en el ejercicio de tus respectivas misiones, te entregas a la vida y a generar valor al prójimo. Esto evidentemente también podrás modificarse según la etapa en la que te encuentres.

Reconoce tu misión y alinéate con ella

En realidad, aunque tiene una importancia nuclear, la misión de vida es algo verdaderamente mundano. Todo el mundo tiene una misión. Tú, independientemente de a lo que te dediques, de lo que te guste, de dónde vivas, de en qué fase de tu vida te encuentres, tienes una misión. Si no sabes cuál es, posiblemente debas investigar interiormente para hallar algunas respuestas que te acerquen a ella.

Lo realmente importante no es si tienes una misión o no sino si, en caso de querer desarrollarla, sabes dar los pasos correctos, conscientemente, para ir avanzando en esa dirección y permitirte experimentarla con gozo, plenitud, felicidad. Y llegados a este punto debo decirte que, aunque la Numerología te va a dar pistas y claves muy jugosas sobre la esencia de tu misión, eres tú al fin y al cabo quien decides cómo vivirla.

Hace un tiempo me preguntaron en un curso que impartí: “Si la misión se refleja en mi fecha de nacimiento, eso significa que pasará, ¿no?”. A lo que contesté: “Tendrás las oportunidades necesarias, adecuadas y suficientes para estar en orden con tu vida a través de ella, pero esto no garantiza que vaya a suceder porque sí. Potencialmente hay una serie de misiones de vida que puedes manifestar por fecha natal. En tu mano está qué camino tomar y hacer lo posible para estar en sintonía con algo que pertenece a tu alma. No lo banalices de esa forma si te respetas”.

La vida se expande a través de ti cuando te conectas con un propósito que va más allá de ti. Recuérdalo.

Fernando Ángel Coronado

Escuela Online de Numerología del Talento

contratar numerología

 

Resumen
7 preguntas para saber cómo vives tu misión de vida
Título del artículo
7 preguntas para saber cómo vives tu misión de vida
Descripción
7 claves sobre tu misión de vida. ¿Conoces tu misión de vida? ¿Y cómo la manifiestas en tu día a día?
Autor
Publicado por...
Cursos de Numerología
Foto del Autor
error: Contenido protegido

Únete a la comunidad web de Numerología del Talento

Si te unes a nuestra lista de correo, podrás acceder a contenidos exclusivos y podrás disfrutar de nuestras ofertas para usuarios registrados.

Además, como REGALO, recibirás dos magníficas infografías.

¿Te apuntas?

* indicates required
Acepto la política de privacidad *

Por favor, revisa la bandeja de entrada de tu correo para confirmar tu suscripción