Gracias Numerología

Cuando las piezas encajan y las respuestas amanecen ante ti…

Hace más de 13 años que llegó a mis manos el primer libro de Numerología. Recuerdo que en aquel momento lo hojeé sin prestarle demasiada atención. Yo era un chaval de 18 años recién cumplidos, inocente, sin ninguna experiencia en el ámbito del desarrollo personal y de la conciencia. Y aunque me llamaban mucho todos los temas relacionados con la Psicología y la evolución del ser humano acababa de matricularme en Dirección de Empresas en la Universidad sin saber muy bien por qué. Lo cierto es que no recuerdo el momento ni las razones por las cuales decidí hacer una carrera que realmente no me llamaba la atención. Fue, supongo, una decisión basada en un impulso, en algo que emerge de ti con fuerza y con lo que decides comprometerte desde el piloto automático (el inconsciente) por alguna razón desconocida. En realidad no me arrepiento ni rechazo aquella etapa en la que aprendí muchísimo a todos los niveles. Conocí gente que me abrió el mundo, como mi mujer, como profesores que me ofrecieron trabajar (y de hecho trabajé con ellos) en sus respectivos departamentos en la universidad como becario, compañeros y amigos que de vez en cuando todavía aparecen en mis recuerdos como una parte muy viva de mi propia historia.

gracias numerología

Fernando Ángel en 2012

Durante la carrera estuve rodeado de números, formulaciones matemáticas, hipótesis estadísticas, econometría pura y dura, ratios de productividad, eficiencia y rentabilidad, análisis de costes, asientos contables, gráficas, teorías de financiación, estudios coste-beneficio, análisis macroeconómicos, declaraciones de IRPF e IVA… y cien millones de cosas más que ahora mismo ni recuerdo. Números por doquier que significaban cosas. Cada resultado suministra un determinado tipo de información diferente dependiendo de cien factores que se tienen en cuenta para llegar a él. Mientras estudiaba todo ello, la Numerología llegó a mis manos aportando una nueva visión más cualitativa de los números donde el protagonismo lo tienen las personas y no el resultado final. Desde el primer instante capté esta esencia y supe que el vínculo con la Numerología iba a ser realmente fuerte.

Para mí la Numerología es más que un añadido a mi lista de cosas que sé. Es mucho más que una formación o que una técnica que utilizo diariamente. No es solo una visión. Tampoco una forma más de comprender la dinámica de evolución de las personas. Numerología no son números que dicen cosas y ya está. Numerología no son secuencias de números que significan algo o geometría bonita que llama mucho la atención. Para mí la Numerología es algo sagrado, algo que en realidad no puedo explicar con palabras en toda su inmensidad. Es una vía, tan válida como otra cualquiera, para conocer al ser humano en toda su grandiosidad con todo el recorrido y la conciencia que requiere. Ha sido y es una parte fundamental de mi propio crecimiento personal, de la conciencia que he conseguido desarrollar a través de aceptarla, de comprenderla, de interiorizarla, de amarla a lo largo de estos más de 10 años que llevo estudiándola día a día. A través de la experiencia, a través de ponerme en la piel de miles y miles de personas que han abierto su corazón de forma totalmente voluntaria, desde la confianza plena, para llegar a sí mismas a través de sus respectivas fechas de nacimiento. Llegar al centro de gravedad donde reside el sentido de su existencia y mimetizarse con la resonancia de sus aprendizajes.

Puede que otras personas no tengan la misma visión. Ni siquiera la misma percepción acerca de lo que estoy contando. En esta publicación no pretendo que me entiendan, es más, me da igual. Hace tiempo me apeé de las luchas improductivas en defensa a ultranza de la Numerología. Mi trabajo no es convencer a nadie de la utilidad y la eficacia de la Numerología. Únicamente ofrecer lo que sé, lo que es útil, lo que me ha servido y lo que, a través de mi experiencia y del empirismo, he podido comprobar. He llegado a la conclusión que el descrédito de nadie tiene más fuerza que lo que yo compruebo día a día con una herramienta que, aparentemente, únicamente está representada por numeritos. En fin.

Cada uno conecta con lo que le gusta, con lo que vibra. Yo conecté inmediatamente con la esencia de la energía de los números, con lo que me trasmitían. Trascendí el mero concepto que ofrecían los libros publicados; no me conformé con lo habitual, ni siquiera con lo que enseñaban los docentes de la materia. Me permití vivirlos, fluirlos, trabajar cada uno de ellos desde la plena conciencia y permanecer en ellos, con todo lo que supone. De esto hace ya bastante años y aunque en la actualidad lo sigo haciendo y se supone que ya debería tenerlo muy controlado, el carácter infinito de la Numerología me lleva a aprender siempre cosas totalmente nuevas. Por eso a todos mis alumnos les digo que no basta aprender Numerología de forma puntual. Les digo que la utilicen en su día a día para comprenderse, para hacer un ejercicio de interiorización que les facilite hallar respuestas a sus dudas. Y en ese proceso, la solución llega por sí misma. Porque la Numerología es una herramienta que es capaz de vivir en ti, transformándote totalmente si sabes mimetizarte en ella. Y desde ese reconocimiento, desde esa profunda honra a cómo ha mejorado mi vida, a cómo me ha llevado a encontrarme con las partes perdidas y desconocidas de mí, hoy quiero compartir una reflexión personal y directa hacia ella:

  • Gracias Numerología, por ser el camino que me has llevado a conocer gente impresionante. Corazones llenos de sueños, de ilusiones, de fuerza por superarse a sí mismos a pesar de las adversidades, de los obstáculos, de las heridas. Almas vibrantes de maestría batallando contra sí mismas para, irónicamente, vivir en paz.
  • Gracias Numerología, por ser la señal que me ha guiado en mi camino para comprender al prójimo y escuchar sus aspiraciones así como sus frustraciones. Gracias por acercarme a miles de historias en las que, solo a veces, triunfa el éxito, la alegría, la victoria.
  • Gracias Numerología, por ser la fuerza en mis momentos de debilidad, mi esperanza en la duda y la confusión, mi base en los intantes de derrumbamiento y cataclismo, mi razón en mitad de la desesperación.
  • Gracias Numerología, por darme tanto. Por llenarme de sabiduría, objetividad, Por ser el fiel reflejo de los aprendizajes de cada persona y abrirte ante mí para que pueda acompañar a esa persona a su propio núcleo, el lugar donde se hallan todas sus respuestas.

Y desde este reconocimiento, con esta voluntad, he creado esta web en la que periódicamente enseño altruistamente a través de las publicaciones y comparto esta información a todas las personas que les gusta este tema. Lo hago porque me gusta. Lo hago porque me apetece. Lo hago porque es mi pasión. Por otra parte, evidentemente mi cuota como autónomo no se paga sola y mi tiempo y mi esfuerzo tienen un valor importante; por ello también oferto cursos de numerología individualizados que tienen un precio como cualquier otro servicio. La Numerología no es solamente una de las vías a través de la cual me gano la vida sino una filosofía existencial que he integrado en mí para tomar las riendas de mi vida. Es un enfoque que me ha abierto el mundo. Un mundo que, irónicamente, está repleto de números, donde mires. Curioso, ¿verdad?

Fernando Ángel – Cursos de Numerología

error: Contenido protegido
cursos de numerología online fernando angel coronado

Suscríbete a nuestro newsletter

Únete a nuestra lista de correo para estar al tanto de noticias, cursos, talleres y poder disfrutar de nuestras ofertas para usuarios registrados

* Campo obligatorio
Acepto la política de privacidad *

Por favor, revisa la bandeja de entrada de tu correo para confirmar tu suscripción